Los migrantes se encuentran a bordo de un barco en el puerto de George Town y se niegan a desembarcar

Un grupo de balseros cubanos elude la vigilancia policial en Islas Caimán

Los migrantes se encuentran a bordo de un barco en el puerto de George Town y se niegan a desembarcar

Control de Aduanas y Fronteras informó que los cubanos no son "prisioneros y no tienen restricciones de movimiento". (Cayman News Service)
Control de Aduanas y Fronteras informó que los cubanos no son "prisioneros y no tienen restricciones de movimiento". (Cayman News Service)

Un grupo de cubanos en proceso de asilo en Islas Caimán que había desaparecido del radar de las autoridades el pasado 4 de abril, se encuentra desde este martes a bordo de un barco en el puerto de George Town.

Los migrantes desarmaron el dispositivo electrónico que permitía al Control de Aduanas y Fronteras (CBC, por sus siglas en inglés) mantenerlos localizados y abandonaron el territorio en una precaria embarcación. Fueron recogidos en alta mar por el carguero Bulk Freedom cuando navegaban a la deriva a unas 50 millas al oeste de Gran Caimán.

Según un comunicado publicado este miércoles por CBC, las autoridades están haciendo todo lo posible para que los migrantes dejen el carguero que está atracado en el puerto de George Town, pero los cubanos se niegan a desembarcar.

Las autoridades están haciendo todo lo posible para que los migrantes dejen el carguero Bulk Freedom que está atracado en el puerto de George Town, pero los cubanos se niegan a desembarcar

El CBC confirmó que se trata de 14 migrantes, 11 hombres, dos mujeres y una bebé. En horas de la mañana de este miércoles uno de ellos abandonó la embarcación al parecer por problemas de salud y fue trasladado a una instalación de cuarentena a cargo del Gobierno, según publicó The Cayman Compass.

Los cubanos han transmitiendo en vivo lo que están viviendo dentro del barco a través del perfil de Facebook de Javier Freites, un asilado político en ese territorio que se unió a los migrantes junto a su esposa y su pequeña hija.

Freites, que en febrero pasado protestó con su esposa frente al edificio de la Administración del Gobierno para reclamar el derecho de ella a obtener residencia legal, manifestó en una de las publicaciones en la red social que ellos no quieren regresar a Islas Caimán.

Las últimas señales de los dispositivos electrónicos fueron recibidas por el Departamento de Comunicaciones de Seguridad Pública la noche del pasado domingo y desde entonces no se sabía dónde estaban los migrantes, informó Cayman News Service.

Los migrantes se encuentran a bordo del carguero Bulk Freedom que atraca en el puerto de George Town y se niegan a desembarcar. (Facebook)
Los migrantes se encuentran a bordo del carguero Bulk Freedom que atraca en el puerto de George Town y se niegan a desembarcar. (Facebook)

Las autoridades de Islas Caimán, según el diario local, están obligadas a estudiar las solicitudes de asilo y procesarlas o deportar a su país de origen a aquellos que no pidan refugio. Ambas opciones demoran y, como resultado, el Gobierno debe brindar apoyo a los migrantes mientras permanecen supervisados por la agencia de control fronterizo.

El Gobierno caimanés aloja a los migrantes en la comunidad con dispositivos electrónicos debido a que no cuenta con un centro de detención que cumpla con los estándares de derechos humanos.

El CBC informó que los cubanos no son "prisioneros y no tienen restricciones de movimiento" y que trabajan con otras agencias, incluida la Guardia Costera, para investigar el incidente.

A raíz de la fuga de los cubanos se abrió una investigación para evaluar la tecnología de monitoreo electrónico y los procedimientos utilizados por Seguridad Pública.

Cayman News Service reseñó además que es el segundo grupo de cubanos que abandona Islas Caimán en similares condiciones, con la intención de llegar a la parte continental de América Central para continuar su ruta hacia Estados Unidos.

El CBC informó que los cubanos no son "prisioneros y no tienen restricciones de movimiento" y que trabajan con otras agencias, incluida la Guardia Costera, para investigar el incidente

El primero escapó a finales de noviembre y fue rescatado en las inmediaciones de Isla Mujeres, en el estado mexicano de Quintana Roo. Se trataba de tres mujeres y 11 hombres que "viajaban hacinados, con escasa agua potable y en condiciones insalubres en el fondo de una pequeña embarcación", según informó el Instituto Nacional de Migración de México.

Los cubanos llevaban más de cinco días en alta mar y fueron trasladados por la Armada al puerto de la ciudad de Cancún. Los balseros informaron a las autoridades migratorias que zarparon el 23 de noviembre "desde alguna región de las Islas Caimán".

Es muy común que los balseros pisen suelo caimanés cuando se lanzan al mar por el sur de Cuba. Los más reciente reportados en medios locales son cuatro hombres y dos mujeres, que el pasado 5 de febrero fueron puestos en cuarentena obligatoria en una instalación gubernamental.

Uno de los grupos más numerosos que desembarcó en ese territorio, fue a finales de 2019, y estaba integrado por 31 cubanos (30 hombres y una mujer). Los migrantes llevaban cinco días navegando e ingresaron por la parte norte de la isla Caimán Brac.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

banner