Las manifestantes trancaron una calle y portaban varios carteles

Un grupo de mujeres protestó por las "pésimas condiciones" del albergue en que viven

Las manifestantes trancaron una calle y portaban varios carteles

Para impedir el paso de los carros ubicaron en el medio de la calle piedras, latones de basura y neumáticos viejos. (Cortesía)
Para impedir el paso de los carros ubicaron en el medio de la calle piedras, latones de basura y neumáticos viejos. (Cortesía)

Un grupo de madres realizó una protesta este jueves en la tarde e impidió el tránsito en una calle del reparto Trébol, en el municipio habanero de Boyeros. Durante más de dos horas las manifestantes se quejaron de las malas condiciones del albergue donde viven.

Dos videos compartidos en redes sociales muestran los mensajes de los carteles que portaban las albergadas: "Queremos vivienda", "Necesidad y hambre", "Niños en peligro". Las mujeres, sosteniendo las pancartas con sus manos, se plantaron en medio de la calle y para impedir el paso de los carros ubicaron piedras, latones de basura y neumáticos viejos.

Una de las madres, Lisabet Cuevas Carrasco, contó vía telefónica a 14ymedio que el detonante de la protesta fue una situación con la electricidad que venían arrastrando desde hace días. Varios cables estaban provocando cortocircuitos, la mayoría tendidos en el suelo y representaba un gran peligro para los más de 50 niños que viven en el lugar .

"Se movilizaron y llamaron a los linieros, pero solo remendaron más o menos los cables para que pudiéramos resolver en ese momento"

Cuevas y las demás madres, luego de pasar casi nueve horas sin electricidad entre miércoles y jueves, decidieron llamar a la estación policial del reparto porque se comunicaron varias veces con la Empresa Eléctrica y no enviaron a nadie. Dejaron claro a la policía que si no llevaban a los trabajadores eléctricos "nos íbamos a tirar para la calle". Después de varios minutos mandaron a un carro patrullero. "Se movilizaron y llamaron a los linieros, pero solo remendaron más o menos los cables para que pudiéramos resolver en ese momento".

Al ver que el problema persistía las madres decidieron hacer la protesta este jueves por la tarde. "Dijimos que hasta que no llegara la gente del gobierno no nos íbamos a ir, pero no dieron la cara". Los que sí llegaron fueron varios policías, agentes de la Seguridad del Estado y boinas negras, aseguró Cuevas. "Nosotros estuvimos fuertes ahí con los niños, ni los carteles nos quitaron".

Después del incidente enviaron a trabajadores eléctricos a resolver el problema eléctrico y este viernes por la mañana el gobierno local ayudó a los albergados con otras demandas. "Vivimos en pésimas condiciones, la cisterna tenía agua contaminada y ahora la están limpiando".

"Estoy hablando ahora mismo con ustedes y hay un oficial de la Seguridad del Estado mirándome, pero a mí no me importa", dijo tajante Cuevas quien perdió cuatro familiares en el Remolcador 13 de marzo, entre ellos, un primo de dos años.

En el albergue hay más de 30 familias que han llegado allí por derrumbes ocurridos principalmente en los municipios de Centro Habana y de La Habana Vieja. Aunque las familias viven separadas unas de otras, en cada cubículo duermen más de ocho personas, detalló Cuevas.

La Habana Vieja y Centro Habana, son dos de los municipios donde más ocurren derrumbes en la capital, muchos de los inmuebles sobrepasan los 100 años y llevan más de 50 sin recibir reparaciones, ni siquiera pintura en sus fachadas.

El desplome más reciente ocurrió este jueves en el que al menos un hombre resultó herido de gravedad cuando dos edificios y parte de un tercero se derrumbaron en la avenida del Malecón en La Habana.

En el albergue hay más de 30 familias que han llegado allí por derrumbes ocurridos principalmente en los municipios de Centro Habana y de La Habana Vieja

Hace casi dos años, 14ymedio, en el reportaje Así es la vida en un albergue para los damnificados del tornado que asoló La Habana, recogió varios testimonios de algunos albergados y mostró además cómo vivían hacinados, en condiciones insalubres, en un viejo almacén de la escuela Villena Revolución.

La vivienda es y ha sido hasta el día de hoy, una de las mayores dificultades que ha enfrentado el pueblo cubano. Después de 62 años el Gobierno no ha encontrado solución alguna a este problema.

Hace ya tres años que las autoridades reconocieron un déficit de casi un millón de viviendas en la Isla, una situación muy grave que aspiraba a paliar en un lapso de diez años, pero la escasez de materiales por una crisis persistente inciden en un problema que mantiene a millones de familias en vilo, sin saber cuándo pueden ver venir su techo abajo.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

banner